Las delegaciones marcharon juntos en Sídney 2000 (Foto: Jed Jacobsohn /Allsport)
Las delegaciones marcharon juntos en Sídney 2000 (Foto: Jed Jacobsohn /Allsport)
Corea del Norte y Corea del Sur acordaron que sus atletas desfilen juntos en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, bajo la bandera de la península coreana, lo que es un importante gesto de alivio de las tensiones entre ambos países, elevada por las amenazas nucleares de Kim Jong-un y los ejercicios militares de Seúl, que cuenta con el apoyo estadounidense.
Las partes pactaron también que un solo equipo femenino de hockey sobre hielo representará a las dos Coreas, según anunciaron en un comunicado el gobierno surcoreano. En total, la delegación del régimen de Kim Jong-un tendrá un total de 550 personas, entre atletas, periodistas, animadoras y otros funcionarios.
Los Juegos tendrán lugar entre el 9 y el 25 de febrero en PyeongChang. El acuerdo requiere de la aprobación del Comité Olímpico Internacional. Sin embargo, la escena de ambas delegaciones marchando juntas no será una novedad, ya que también ocurrió en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, Atenas 2004 y los Juegos Asiáticos de Qatar 2006.
Atletas de las dos Coreas, tomados de la mano en la ceremonia inaugural de Sídney 2000
Atletas de las dos Coreas, tomados de la mano en la ceremonia inaugural de Sídney 2000
El jugador surcoreano de baloncesto Lee Kyu-sup y la futbolista norcoreana Ri Kum-suk, marcharon juntos en 2006, en la inauguración de los Juegos Asiáticos de Qatar (Foto: gentileza Yonhap)
El jugador surcoreano de baloncesto Lee Kyu-sup y la futbolista norcoreana Ri Kum-suk, marcharon juntos en 2006, en la inauguración de los Juegos Asiáticos de Qatar (Foto: gentileza Yonhap)
En cambio, nunca han tenido un equipo común en unos juegos internacionales pluridisciplinarios, aunque sí formaron una selección con deportistas de los dos países en 1991 en los campeonatos del mundo de tenis de mesa.
Durante su reunión de este miércoles, las delegaciones acordaron además que la participación de deportistas norcoreanos en competiciones oficiales de PyeongChang se determine conjuntamente con el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Comité Paralímpico Internacional (CPI), con lo que Corea del Norte podría debutar en unos Juegos Paralímpicos invernales.
Ambas partes también intercambiaron opiniones sobre el tamaño que tendrá el equipo de atletas norcoreanos, la organización de eventos culturales conjuntos en el Monte Kumgang o el uso de la estación de esquí de Masikryong, ambos en territorio norcoreano, informó el Ministerio de Unificación de Seúl.
El líder de la misión norcoreana Jon Jong-su saluda a su homólogo del Sur, Chun Hae-sung (Reuters)
El líder de la misión norcoreana Jon Jong-su saluda a su homólogo del Sur, Chun Hae-sung (Reuters)
En la agenda no figuraba la petición planteada por el Sur para organizar una reunión a mediados de febrero de familias separadas por la guerra entre ambos países (1950-1953) y, que de ser aceptada por el Norte, tendría lugar en torno a las mismas fechas que las competiciones en PyeongChang.
Pyongyang está preparando, por su parte, una serie de eventos militares para el 8 de febrero -la víspera de la ceremonia inaugural de los Juegos- para celebrar el 70 aniversario de la fundación de las actuales fuerzas norcoreanas.
Los países vecinos aún deben decidir otros detalles delicados de la participación norcoreana, como quién costeará los viajes y el alojamiento de la delegación. Pyongyang propuso que su delegación olímpica viaje al Sur a través de la frontera terrestre, una de las zonas más militarizadas del mundo. Esto sería un acto muy emotivo que atraería la atención de todo el mundo.
(Con información de EFE, AFP y AP